En plena costa Bretona y con vistas al Mont Sant Michel, se esconde un rinconcito que bien merece una parada de Bon Vivant. La zona es famosa por sus ostras, y en el pueblo de Le Vivier sur Mer hay diferentes sitios para degustarlas. Escogimos Au Bouchot porque puedes sentarte a la mesa y añadir los pequeños y sabrosos mejillones de Bouchot, cocinados con la salsa que prefieras y acompañados por unas riquísimas patatas fritas. Cocina de producto fresco a precio de productor.

Llega pronto, toma asiento y elige la bebida. Vino, cerveza o dado en el lugar donde nos encontramos, una sidra artesanal acompañará perfectamente el festival.

Ahora el trabajo es escoger entre los diferentes tamaños y calidades de las ostras, y la salsa que acompañará a los mejillones. Se le puede añadir un aperitivo de caracoles y gambas, o sustituir la propuesta por un plato de pescado del día.

Una vez hecha la elección sólo queda esperar y comer patatas fritas. Sólo por ellas ya merecería la pena acercarse al lugar. El resto de los platos son deliciosos.

Nos encanta el lugar, volveremos una y mil veces, teniendo en cuenta lo que disfrutamos y que la autocaravana la tenemos a menos de cinco minutos a pie del restaurante, con lo podemos beber toda la sidra que queramos que el trayecto por muchas SSSS que hagamos, será corto 😉


Le port Ouest, 35960 Le Vivier-sur-Mer, Francia // Web


Dónde hemos dormido:

También te puede gustar:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.